¬°Hub de contenido!
Acceso a contenido educativo gratis. Comience a aprender.

El empaque activo, inteligente, conectado avanza a su ritmo

Los astros se est√°n alineando en m√ļltiples frentes: comportamiento del consumidor, legislaci√≥n, tecnolog√≠a y capacidad de datos. Esta confluencia de avances est√° liberando de forma lenta pero segura el potencial de los envases activos e inteligentes.

Envases Inteligentes Congreso De Aipia

Los envases activos, inteligentes y conectados son una categor√≠a general que comprende una serie de tecnolog√≠as dispares y aparentemente no relacionadas. Pero en la pr√°ctica (para nuestros prop√≥sitos, eso significa en aplicaciones para compa√Ī√≠as fabricantes de productos de consumo como las de alimentos, bebidas y farmac√©uticas). Este conjunto de tecnolog√≠as comparte un atributo com√ļn: usar el envase en s√≠ para conectar, registrar, comunicar y agregar valor en toda la cadena de suministro. mucho m√°s all√° de las obligaciones originales de ese empaque que entrega un producto intacto al consumidor.

Los ejemplos de envases inteligentes en el mercado son variados. Los sensores en las cajas de cart√≥n que cambian de color a medida que la leche se echa a perder, o los envases antimicrobianos de proveedores como Aptar para prolongar la vida √ļtil de sus productos, son dos ejemplos del lado ‚Äúactivo‚ÄĚ de la moneda.

Pharma está utilizando esta tecnología para medicamentos como productos biológicos que deben permanecer dentro de ciertos rangos de temperatura durante el transporte, de lo contrario perderán eficacia. Cuando se trata de empaques conectados, aquellos que llevan transmisores de radio RFID o NFC (componentes que alguna vez fueron prohibitivamente costosos para cualquier cosa excepto bebidas espirituosas y cosméticos, cuyo precio está bajando de acuerdo con la Ley de Moore) se comunican directamente con los consumidores a través de teléfonos inteligentes.

Alguna vez esto fue una tendencia de una sola v√≠a, en la cual las marcas enviaban mensajes a sus consumidores con la esperanza de ser escuchadas. Ese modelo est√° evolucionando hacia un ciclo de retroalimentaci√≥n a medida que las marcas aprenden a recopilar datos de interacci√≥n del consumidor para obtener informaci√≥n sobre el comportamiento y luego adaptar sus ofertas para que coincidan. Incluso el alguna vez humilde c√≥digo QR est√° resurgiendo despu√©s de un comienzo desfavorable, y la estandarizaci√≥n por parte de organizaciones como GS1 est√° consolidando toneladas de datos y utilidades m√ļltiples en una matriz de datos 2D √ļnica, √ļnica y f√°cil de usar para el consumidor.

Y quiz√°s el proyecto con m√°s ruido, tiene que ver con la noticia que se dio en Europa el a√Īo pasado en relaci√≥n con HolyGrail 2.0: las marcas de agua digitales impresas de forma encubierta en los empaques que contienen datos sobre el producto y la composici√≥n de envase, lo que se llama pasaporte digital. Las instalaciones de recuperaci√≥n de materiales (MRF) pueden escanear esta marca de agua digital para identificar instant√°neamente la constituci√≥n del material de un envase desechado, mejorando la clasificaci√≥n y recuperaci√≥n para el reciclaje. Claramente, el empaque inteligente describe un panorama diverso.

Cualquier nueva tecnolog√≠a de empaque seguramente mostrar√° una curva de adopci√≥n propia y evolucionar√° hacia mayores grados de sofisticaci√≥n y complejidad. Para los envases inteligentes en particular, este no es un viaje lineal, ya que las distintas tecnolog√≠as dispares dentro de la categor√≠a maduran a diferentes ritmos. Las cambiantes presiones de los consumidores (la reciente llegada del consumidor preocupado por la sustentabilidad, por ejemplo) tienden a mover las metas. Adem√°s, la naturaleza fragmentada de los diferentes proveedores de tecnolog√≠a y las diferentes tecnolog√≠as que no siempre se integran f√°cilmente entre s√≠, dificultan que las marcas tengan que improvisar una √ļnica soluci√≥n a partir de un mont√≥n de tecnolog√≠as posibles.

Transparencia Amazon Congreso De Envases Inteligentes En Aipia

Pero incluso con esta distribuci√≥n de resultados de diagrama de dispersi√≥n y este ritmo desigual de cambio, las l√≠neas de tendencia son visibles cuando se trazan todos los puntos de datos. Y en ning√ļn lugar del mundo ese panorama es m√°s claro que en el Congreso Mundial anual, organizado cada noviembre en √Āmsterdam por la Asociaci√≥n de Envases Activos e Inteligentes (AIPIA). Con pr√°cticamente todas las partes relevantes reunidas en la misma sala, resulta evidente que la curva de adopci√≥n de envases inteligentes est√° aumentando. Esto se debe en parte a la regulaci√≥n, especialmente en Europa, y en parte a la pura utilidad para las marcas y los minoristas. M√°s importante a√ļn, los propietarios de marcas que emplean empaques inteligentes est√°n comenzando a aprovechar mejor el conjunto completo de aplicaciones, no solo la pieza de participaci√≥n del consumidor que a menudo les sirve como v√≠a de acceso al empaque inteligente.

‚ÄúCuando hablamos con las marcas cuando empezamos, hablaban de la participaci√≥n del consumidor. Aunque sab√≠amos que el potencial era mucho mayor, todo se trataba de la pieza de participaci√≥n del consumidor. Simplemente quer√≠an establecer relaciones m√°s estrechas con su base de clientes‚ÄĚ, record√≥ Andrew Manly, director de comunicaciones de AIPIA, sobre los primeros d√≠as del Congreso Mundial. ‚ÄúAhora, la narrativa ha cambiado hacia la entrega de informaci√≥n impactante sobre sus esfuerzos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). Las marcas ahora est√°n m√°s centradas en impartir informaci√≥n que refleje sus esfuerzos de sustentabilidad, no s√≥lo a sus consumidores, sino al mundo en general‚ÄĚ.

La pieza de sustentabilidad, o al menos su potencial, siempre ha existido bajo el paraguas del empaque inteligente. Pero sólo recientemente ha pasado a primer plano, hasta el punto de que casi está subsumiendo los demás atributos del emmpaque inteligente. Dado que este Congreso Mundial de noviembre de 2023 tuvo lugar junto con la Cumbre de Empaque Sustentable de Packaging Europe, el evento tuvo un sabor de sustentabilidad más pronunciado de lo habitual. Manly está de acuerdo con eso, siempre y cuando las marcas no pierdan de vista las otras patas de la mesa del empaque inteligente, es decir, recolectar y actuar con base en los conocimientos de los consumidores y la optimización de la cadena de suministro.

Holygrail 2 0

Los mayores obstáculos: gestión de datos y educación del consumidor

"Algunas de las cosas que hemos escuchado durante el √ļltimo a√Īo y que ahora son prioritarias en este evento incluyen educar a los consumidores sobre c√≥mo utilizar envases inteligentes y tambi√©n educar a las marcas y minoristas sobre c√≥mo gestionar y utilizar los datos que utilizan y que estamos obteniendo a trav√©s de envases inteligentes. Si somos honestos, creemos que el desarrollo de algunas √°reas del empaque inteligente se est√°n viendo frenadas por la falta de educaci√≥n [de las marcas y los minoristas] y la falta de capacidad para compartir datos. En lugar de no tener suficiente, tienen demasiado y a menudo no saben qu√© hacer con los datos, o no pueden compartirlos con personas que sabr√≠an qu√© hacer con ellos‚ÄĚ, observ√≥ Manly, refiri√©ndose a un tipo de par√°lisis con los datos que las marcas experimentan cuando sus comunicaciones salientes de repente comienzan a generar ciclos de retroalimentaci√≥n de datos valiosos, procesables, pero abrumadores sobre el comportamiento del consumidor.

"Pero eso es una tonter√≠a, el conocimiento est√° ah√≠", dijo, se√Īalando una presentaci√≥n de Jenny Stanly de Appetite Creative, una empresa dedicada a crear experiencias de consumo y juegos a trav√©s de envases conectados, como Jus de Fruits Caraibes, del propietario de la marca Schweppes. El modelo Appetite recopila una gran cantidad de datos sobre el comportamiento del consumidor a trav√©s de sus interacciones con el empaque y env√≠a esos datos a las marcas en un circuito de retroalimentaci√≥n. Seg√ļn Stanly, es cierto que las marcas no utilizan esos datos tanto ni tan bien como deber√≠an, pero nota que est√° mejorando.

‚ÄúSeg√ļn Jenny, tendr√°n que utilizar esos datos, en parte porque la legislaci√≥n los obliga a hacerlo y en parte porque la cultura en las empresas est√° cambiando a medida que esta nueva era de datos y gesti√≥n de datos llega a Internet. La parte m√°s dif√≠cil ser√° romper los silos que albergan estos datos y compartirlos m√°s f√°cilmente‚ÄĚ.

En particular, las presiones legislativas sobre el uso y la propiedad de los datos contenidos en los envases est√°n m√°s avanzadas en Europa que en Estados Unidos. Consideremos nuestra Ley de Seguridad de la Cadena de Suministro de Medicamentos (DSCSA), que originalmente ten√≠a una serie de hitos graduales (algunos de los cuales se retrasaron) que condujeron a el plazo de 2023 para su pleno cumplimiento. Ese plazo de ejecuci√≥n se ha ampliado nuevamente, un a√Īo m√°s, hasta 2024.

Mc Donald¬īs

Aun así, los impulsores legislativos en Europa afectarán las prácticas de intercambio de datos derivados de envases en el mercado estadounidense. Esto será más temprano que tarde para los propietarios de marcas multinacionales como Nestlé, P&G, Unilever y Mondelez, ya que un enfoque singular para la gestión de datos es más simple y económico que un sistema de enfoques fragmentado por mercado.

Una gesti√≥n exitosa de los datos por parte de las marcas y los minoristas puede desbloquear el potencial no solo de los envases inteligentes, sino de todo un ecosistema minorista inteligente con estantes inteligentes poblados por envases inteligentes. Considere las tiendas de comestibles automatizadas y aut√≥nomas (tiendas inteligentes) basadas en NFC o RFID, con el presentador de AIPIA basado en NFC ST Microelectronics y el pionero minorista Blockstore Group a la vanguardia. Existe un elemento de participaci√≥n del consumidor, ya que NFC puede comunicarse con los tel√©fonos inteligentes, pero tambi√©n hay un s√≥lido elemento de gesti√≥n de inventario y reabastecimiento para las marcas y los minoristas. El potencial de pago automatizado que ofrecen los tel√©fonos inteligentes conectados de los consumidores puede reducir a√ļn m√°s la dependencia de los minoristas de mano de obra humana capacitada.

‚ÄúEst√° Walmart [en Estados Unidos], que parece bastante comprometido con la RFID y los elementos de trazabilidad de los envases inteligentes, pero a√ļn no se traduce en la participaci√≥n del consumidor y la integraci√≥n total de una tienda inteligente. Mientras tanto, estos minoristas siempre est√°n bajo presi√≥n por la falta de personal capacitado y la escasez de mano de obra, por lo que una tienda inteligente con empaques inteligentes en estantes inteligentes es una consecuencia l√≥gica que estoy seguro de que veremos‚ÄĚ.

La interoperabilidad de plataformas es un problema para las marcas

Un atributo irritantemente persistente del empaque inteligente es la naturaleza fracturada de sus tecnolog√≠as y proveedores de tecnolog√≠a. Las marcas y los minoristas buscan soluciones de empaques inteligentes llave en mano, pero en lugar de ello se ven obligados a construir sus propias capas de tecnolog√≠a para crear flujos de datos y soluciones de empaque inteligentes √ļnicos, personalizados y patentados. Y cuando es necesaria una combinaci√≥n de soluciones para proporcionar una respuesta total, el intercambio de datos puede ser complicado entre tecnolog√≠as en capas y, a veces, competitivas.

‚ÄúAcabo de escuchar en la sala de exhibici√≥n que a veces lo simple es lo mejor‚ÄĚ, dice Manly. ‚ÄúNo dise√Īe demasiado algo que no necesita, que le resulte demasiado confuso o costoso de implementar. Puede ir paso a paso y escalar una soluci√≥n de empaque inteligente a medida que se vuelve m√°s sofisticado con ella. Puede agregar elementos a medida que avanza y a medida que sea capaz de afrontarlos‚ÄĚ.

Zappar Envases Inteligentes

Desde el punto de vista de los proveedores de tecnología, las marcas y los minoristas están fragmentados: cada propietario de marca tiene un producto diferente con diferentes objetivos de marketing y cadena de suministro, por lo que cada uno busca un conjunto diferente de tecnologías de empaque inteligente. Un proveedor no puede existir para resolver un problema al que solo se enfrenta una marca. La estandarización por parte de empresas como GS1 y su Digital Link, junto con la consolidación del mercado, están trabajando para alinear tecnologías y términos en empaques inteligentes y reducir la fragmentación. Eventos como AIPIA, donde tecnologías dispares se conectan bajo un mismo techo, también sirven como órganos rectores estandarizadores.

‚ÄúEn √ļltima instancia, estamos avanzando en el envasado inteligente. Hay m√°s implementaciones, hay m√°s c√≥digos QR, hay m√°s chips y sus precios son cada vez m√°s bajos. Simplemente hay m√°s lanzamientos masivos que nunca de alguna tecnolog√≠a de empaque inteligente‚ÄĚ, resumi√≥ Manly sobre el estado del panorama de los empaques inteligentes. ‚ÄúPero esos despliegues masivos no son suficientes. Una empresa como Coca-Cola ha realizado innumerables campa√Īas de envasado inteligente, pero cada una es un esfuerzo propio, compartimentado y aut√≥nomo que tiene una fecha de inicio y de finalizaci√≥n. Los beneficios del empaque inteligente se obtienen plenamente cuando se trata de un esfuerzo sostenido, no s√≥lo de campa√Īas singulares. Si podemos lograr que un minorista implemente esto, entonces realmente lograremos que ese impulso avance. Walmart ha hecho esto para algunos de sus SKU, pero no veo ning√ļn supermercado o cadena de comestibles que lo haya hecho, excepto en el sector de la confecci√≥n, donde la RFID es ahora casi universal para la gesti√≥n de inventarios, el control de mermas y el almacenamiento. Pero la indumentaria no es fabricante de productos de consumo o empresa de alimentos o bebidas empacados, y ah√≠ es donde necesitamos lograr una tracci√≥n sostenida en el mercado masivo. AIPIA existe para tratar de seguir avanzando, enfrentando conjuntamente los vientos en contra, manteniendo a las personas conectadas para hacer realidad [el empaque inteligente]‚ÄĚ.