¡Hub de contenido!
Acceso a contenido educativo gratis. Comience a aprender.

Retos del aluminio en Latinoamérica y su impacto en los envases

En el año 2024, la industria del aluminio en América Latina se enfrenta a un panorama desafiante, debido a factores externos que definirán su desempeño en la región.

Con su versatilidad, portabilidad y capacidad para adaptarse a las tendencias emergentes del mercado, las latas de metal continúan consolidándose como protagonistas clave en la industria de bebidas en América Latina.
Con su versatilidad, portabilidad y capacidad para adaptarse a las tendencias emergentes del mercado, las latas de metal continúan consolidándose como protagonistas clave en la industria de bebidas en América Latina.
Getty Images

En un panorama marcado por incertidumbres, la producción de aluminio busca responder a una creciente demanda, impulsada en gran medida por el sector de bebidas y alimentos.

En el año 2024, la industria del aluminio en América Latina se enfrenta a un panorama retador causado por factores internacionales que impactarán su desempeño en la región. Tensiones geopolíticas, derivadas de conflictos en el Medio Oriente y la guerra en Ucrania, han generado perturbaciones en el mercado global, afectando la disponibilidad y los precios de materias primas esenciales para la producción de aluminio.

Las fluctuaciones en los precios del aluminio a nivel mundial obedecen también a eventos electorales, en países que representan cerca de 60 % de la producción económica mundial. India, Estados Unidos y países miembros de la Unión Europea podrían tomar decisiones políticas que tendrían un impacto directo en el comercio internacional y en las políticas industriales, afectando el sector del aluminio en América Latina.

Una industria eficiente para un sector en crecimiento

El aluminio juega un papel crucial en el envasado de productos de consumo masivo, lo que lo convierte en un material esencial para sus fabricantes. La creciente preferencia de los consumidores por envases reciclables y la presión hacia prácticas más sostenibles plantean tanto desafíos como oportunidades para la industria del envasado en aluminio. Así mismo, los cambios en la producción de aluminio pueden influir directamente en los costos de los envases, teniendo un efecto significativo en los precios finales de los productos envasados. La escalada en los costos de energía, exacerbada por factores geopolíticos y la incertidumbre económica, plantea otro desafío importante para la competitividad de las empresas de aluminio en el mundo y en la región.

Un estudio realizado por el grupo de consultores “Informes de Expertos – EMR”, “Mercado Latinoamericano de Latas de Aluminio, Análisis 2024-2032” revela que el mercado de América Latina de latas de aluminio ha mantenido un comportamiento dinámico, alcanzando un valor de alrededor de 5.100 millones de dólares en 2023, y con pronósticos de crecimiento anual compuesto del 2,10 % entre 2024 y 2032, para llegar un valor de 6.220 millones de dólares en ese último año. Los motores detrás de este comportamiento se relacionan principalmente con la reciclabilidad de envases de aluminio y la demanda creciente que este atributo ha impulsado entre los consumidores de la región.

Las bebidas lideran el uso de aluminio

En la industria de bebidas y alimentos, las latas de aluminio destacan como uno de los envases más reciclables, a lo que se suman ventajas como las de no ser tóxicas, tener una larga vida útil, ser livianas y resistentes y proporcionar una barrera eficaz contra el aire, la luz y la humedad. Estas cualidades las hacen ideales para envasar una variedad de productos, desde refrescos y aceites hasta medicamentos, químicos, perfumes y cosméticos.

Otros factores como el aumento de la población, los estilos de vida urbanos y los mayores niveles de ingreso impulsan también el uso de las latas de aluminio. Además, la preferencia creciente por envases sostenibles, el aumento del consumo de bebidas deportivas y energéticas, junto con las preocupaciones ambientales sobre el uso de plásticos, contribuyen a su auge. Los fabricantes, respondiendo a estas tendencias, han mejorado las tasas de reciclaje y han introducido innovaciones como tapas fáciles de abrir, cierres herméticos y soluciones inteligentes —como las latas autocalentables— fortaleciendo aún más la posición de esta modalidad de envase en el mercado.

La eficiencia en la industria del aluminio resulta entonces esencial para satisfacer eficazmente las demandas de envasado de las empresas de alimentos y bebidas, pues no solo garantiza una respuesta ágil a las fluctuaciones del mercado, también reduce los costos de fabricación, contribuye a la sostenibilidad ambiental mediante el fomento del reciclaje y la innovación en envases y asegura la disponibilidad constante de soluciones adaptadas a las cambiantes preferencias del consumidor. Una cadena de suministro eficiente en la producción de aluminio se traduce en una ventaja competitiva clave para las empresas que producen y comercializan productos envasados, reforzando su posición en un entorno comercial dinámico.

La popularidad de las latas

Actualmente, cerca de cuatro de cada cinco latas de bebidas en las Américas se utilizan para contener cerveza o refrescos. Aunque estas dos han sido las categorías dominantes en las latas —y lo seguirán siendo en el futuro previsible—, de acuerdo con estudio “The Relentless Growth of the Aluminum Beverage Can in the Americas” (“El implacable crecimiento de las latas de aluminio para bebidas en las Américas”) realizado por Euromonitor International, que señala cómo podrían estar perdiendo terreno. Durante el período 2022-2027, más de un tercio del crecimiento de las latas de metal en la región provendrá de categorías no tradicionales, en el que las bebidas energéticas y los cocteles listos para beber (RTD) serán algunos de los impulsores clave. Aunque el crecimiento en América Latina en comparación con América del Norte es significativamente menor, las perspectivas son fuertes.  

Euromonitor International Crecimiento Al Detal Del Volumen De Ventas De Bebidas Listas Para Consumir En Latas De Metal América LatinaEuromonitor International

La cerveza y los refrescos seguirán siendo, de acuerdo con Euromonitor International, el núcleo de la demanda de latas. Aunque estos productos aún representan 118 mil millones de latas al año en las Américas, existen límites a las perspectivas de crecimiento a largo plazo debido al replanteamiento en el uso del azúcar, el consumo consciente y las presiones de otras categorías. Sin embargo, las latas pueden tener éxito al asegurarse una buena representación en subcategorías vibrantes y en auge, tales como las de los productos bajos en azúcar, artesanales y no alcohólicos.

Sostenibilidad y bienestar personal

Aunque la sostenibilidad es importante para los consumidores, se ve superada por sus preocupaciones de bienestar personal. Mientras que las latas han logrado una asociación exitosa con bebidas más saludables y funcionales, las latas de alimentos, a pesar de ser igualmente reciclables, tienen perspectivas menos prometedoras debido a su asociación con categorías de productos altamente procesados.

A pesar de los desafíos como la fluctuación en los precios del aluminio, bajos índices de recuperación en algunos países y problemas en la cadena de suministro, la tendencia a largo plazo es clara: es altamente probable que en el futuro cualquier categoría de bebidas utilice latas. Con su versatilidad, portabilidad y capacidad para adaptarse a las tendencias emergentes del mercado, las latas de metal continúan consolidándose como protagonistas clave en la industria de bebidas en América Latina.

De manera que en medio de la incertidumbre económica y geopolítica que se vive y se espera que continúe en 2024, la industria del aluminio en América Latina deberá ser ágil y adaptable ante cambios rápidos. En este entorno, la innovación emerge como un componente esencial para superar desafíos y capitalizar oportunidades en el contexto global.